EQUIPOS DE CALOR INDUSTRIALES: OBSOLESCENCIA

Obsolescencia en equipos de calor industriales

Los equipos ete que fabrica Thermic Electric Solutions desde 1977, para producir calor con electricidad, están diseñados y construidos para que tengan una vida superior a los 30/40 años.

Hay miles de equipos de pequeñas potencias y equipos industriales de altas potencias que funcionan perfectamente trabajando todos los días más de 8 horas.

En los procesos de producción donde se utiliza el calor, se deben considerar a la hora de adquirir un equipo para determinar el valor de la inversión, los siguientes factores:

  • Vida útil del equipo de calor.
  • Gastos de mantenimiento.
  • Costo de las averías durante el proceso de producción.
  • Costo por parada de la producción.
  • Costo de las averías durante el proceso de producción.
  • Emisión cero de contaminantes al aire.

Los conceptos que exponemos en el punto anterior, tienen el componente económico que está unido a la obsolescencia y la economía de la empresa.

obsolescencia

La obsolescencia de los equipos de producción de calor, se suele determinar en el balance de las empresas, en función del tipo de caldera de combustión y las temperaturas y fluidos que calientas. Las calderas de agua, tendrán unos 15 años, las de vapor unos 10 años y las de fluido térmico 5 años.

En las calderas de combustión se produce un incremento del costo de gestión por los gastos de mantenimiento y averías. Las calderas de vapor, se suelen instalar dos unidades para evitar las paradas para la limpieza. Las calderas de aceite térmico, por su parte, requieren ser sobredimensionadas, pues el rendimiento comienza a bajar desde el primer día y el costo energético aumenta en la proporción directa de la bajada de rendimiento.

Los costos de mantenimiento implican las revisiones rutinarias que se tienen que producir en las calderas de combustión debido al riesgo que implica la combustión.

El costo de parada de producción, conlleva una serie de perjucios para la actividad empresarial, como son: pérdida de facturación, mal servicio a los clientes y posible pérdida de clientes.

El costo de las energías se ha modificado en los últimos 30 años; desde 1990 la implantación en todo el mundo de las energías renovables, ha supuesto que la  electricidad sea más barata que el  gas y el gasóleo para producir calor.

Las emisiones contaminantes de las calderas de combustión, tiene dos elementos a tomar en consideración, las de tipo ético –no se debe contaminar el aire– y las de tipo económico, como el costo de las emisiones de CO2.

Mundo sostenible

Todo lo relatado hasta este momento está en función de la tecnología que se utiliza mayoritariametne en la actualidad para producir calor: la tecnología de combustión, que se desarrolló en los años 60 del pasado siglo; una época en la que prácticamente no existía preocupación por el medio ambiente, ni por la obsolescencia de los equipos, el costo de las energías, de las averías y de las paradas en la producción.

En el año 2021, las empresas, con sus responsables económico al frente, tienen que pensar en la importancia de los  procesos de producción de calor, el costo de la instalación, gestión y la factura de la energía, ya que estos elementos pueden ser determinantes para el éxito empresarial o, inlcuso, para la propia viabilidad de la empresa.

Es el momento de sustituir las calderas de combustión, por equipos eléctricos de alta tecnología ete para producir calor, agua caliente, vapor, aceite térmico, las ventajas de la utilización de esta tecnología son:

  • La vida útil de los equipos es superior a los 30 años.
  • No hay gastos de mantenimiento.
  • No hay paradas de producción.
  • La factura de la energía es un 50% más baja que con las energías combustibles.
  • No hay emisiones de CO2.
  • La potencia de los equipos es más del 50% inferior a las calderas de combustión.

Es importante resaltar, que los 20.000 equipos fabricados desde 1977, le han permitido a ete, desarrollar una tecnología sin parangón, donde la obsolescencia ha sido uno de los valores que más peso tiene al valorar los equipos eléctricos de producción de calor. El segundo valor es la ingeniería. La experiencia en el estudio y cálculo del equipo idóneo para cada proceso de calor, tanto industrialmente como en equipos de confort, calefacción y agua caliente.

Fabricar equipos con una larga vida es una cuestión de economía, pero también de ética, si queremos que el mundo sea cada día mejor.

Entradas recomendadas