El costo de las energías en España.

Los costos de las energías en España, se pueden ver desde tres posiciones, los costos que deberían ser, los costos reales que paga la gente y los costos que la gente cree que tienen las energías.

Analizo la utilización de las energías para producir calor tanto en las industrias como en los hogares y negocios en general.

No digo nada nuevo cuando afirmo que en los últimos 32 años los españoles son más pobres y las grandes compañías más ricas.

Si lo aplicamos a las compañías que venden electricidad, gas o gasóleo se entiende que para obtener más beneficio tienen que cobrar más caro el suministro de energía pues los consejos de administración de estas compañías son insaciables en lo relativo a obtener beneficios económicos sin pensar que están empobreciendo a la gente y al final no consumirán y tendrán menos beneficio en los balances.

Cada país genera una riqueza y esta puede repartirse entre todos o quedársela unos cuantos y esto es lo que ocurre desde el año 82 con los diversos gobiernos que se han sucedido que han creado políticas para beneficio de las grandes compañías y perjuicio de la clase media.

El precio correcto sería fruto de los costos de generación, los gastos de gestión y unos beneficios justos.

En el caso de las compañías eléctricas hay una situación que debería hacer pensar tanto al gobierno como a las compañías sobre la infrautilización de las estructuras eléctricas.

En la actualidad la capacidad de producir electricidad y de transportarla es el doble del consumo, esto nos lleva a que solo se utiliza el 50% de la capacidad y por lo tanto no se amortizan las instalaciones a pesar de que se están envejeciendo y esta falta de amortización hace que bajen los beneficios.

¿Cómo se resuelve el problema? eliminando las limitaciones de producir calor con electricidad y promocionando el consumo en horas valle para aumentar la eficiencia de las estructuras de electricidad existentes y reducir los precios al consumidor.

Este cambio de política energética permitirá que las estructuras de producción y transporte de la electricidad sean más eficientes y se abarataran los costos, de otra parte se reducirán las emisiones de CO2.

El tercer punto de vista es cuanto piensa la gente que cuestan las energías y aquí entran en función los departamentos de marketing y los medios de comunicación.

Si ustedes prestan atención cuando se produce un aumento del precio del gas o del gasóleo, lo dicen en telediario de las 3 y basta, cuando sube la electricidad lo dicen durante varios días incluso se producen continuos debates sobre el costo de la electricidad y nunca sobre las energías combustibles, al final la gente percibe la sensación de que la electricidad está subiendo todos los días.

No tengo ninguna duda de que los departamentos de comunicación de las empresas que venden gas y gasóleo, hacen bien su trabajo para que no se hable de los precios de las energías combustibles y por el contrario se hable constantemente sobre lo cara que es la electricidad.

Son tan potentes los  medios de comunicación que cuando preguntas a la gente incluso a los técnicos en termotecnia todos te dicen, “la electricidad es más cara”.

Por mi trabajo como técnico en instalaciones de calor puedo afirmar que en el año 2014 los costos reales de las energías en España para producir calor son similares y que la electricidad en muchos casos es más barata para procesos industriales.

Recomiendo a las industrias y grandes instalaciones de calor, que instalen un contador de consumo en la calderas de combustión y un contador de kwh térmicos producidos, es la única forma que existen para asegurar los costos reales de cada energía y al final comprobaran que la electricidad en grandes consumos es más barata lo que les llevara a cambiar sus viejas calderas de combustión por calderas eléctricas ete.

Entradas recomendadas