¿CÓMO AHORRAR ENERGÍA EN CASA?

Cambiar ciertos hábitos puede ahorrar energía. Con el aumento de la electricidad y la llegada del invierno, queremos saber cómo reducir las facturas de la luz. Para reducir el consumo de energía, debemos considerar los contratos que firmamos con las empresas y la forma en que usamos la energía en el hogar. En este artículo, puede leer algunos consejos para reducir las facturas de electricidad.

AHORRAR EN EL CONTRATO DE ENERGÍA

En los contratos de electricidad, debes tener en cuenta tanto el término fijo de la factura (potencia contratada) como el término variable (consumo eléctrico). La potencia contratada indica la cantidad de dispositivos que puedes conectar en tu domicilio. Es importante ya que los hogares generalmente tienen más potencia eléctrica de la que realmente necesitan, lo que significa que las facturas aumentarán. Para reducirlo, debe ajustar la potencia que realmente necesita su hogar con ayuda de un técnico especializado.

En cuanto al consumo, debe fijarse en el precio del kWh del contrato con la comercializadora, ya que esto afectará significativamente a la factura. Los proveedores de electricidad tienen diferentes tarifas, por lo que puedes elegir la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades. Si te encuentras en el mercado regulado, es el estado quien fijará el precio por tramos horarios.

AHORRAR EN EL CONSUMO DOMÉSTICO

Puede cambiar varios hábitos para reducir el consumo doméstico:

-Reemplazando aparatos eléctricos viejos por equipos más eficientes, lo que significa ahorrar costos y reducir el impacto ambiental. Los electrodomésticos con mayor eficiencia energética son los que contienen etiqueta de eficiencia energética con la letra A en color verde. El precio de estos equipos es más alto respecto al de los equipos menos eficientes desde el punto de vista energético, pero el consumo de energía disminuye y la inversión es rentable.

-El uso correcto de los electrodomésticos también puede reducir el consumo energético, ya que son la principal fuente de consumo energético de los hogares. ¿Cómo usarlos correctamente? Lavando siempre a plena carga con agua fría; utilizando el programa ecológico en el lavavajillas porque puede ahorrar un 20% de luz; tratando de evitar la secadora y aprovechando la luz natural.

-El aislamiento de la vivienda supone una importante reducción del consumo energético, reevaluando así la vivienda y aumentando el confort. El aislamiento de la casa evita que el calor o el frío se transfieran del exterior al interior.

-Desconecte el dispositivo en modo de espera para reducir el consumo de energía. Nuestros dispositivos en red (como cargadores móviles) consumen energía cuando no están en uso. Desenchufe los aparatos eléctricos para ahorrar facturas de electricidad.

-Utilice bombillas de bajo consumo en lugar de bombillas tradicionales. Las lámparas de bajo consumo proporcionan la misma luz y consumen menos energía. El intercambio requiere un ahorro considerable en las facturas de la luz.

-Usar la luz solar tanto como sea posible reducirá el consumo de energía. Además, apague las luces cada vez que salga de la habitación.

-Es muy importante mantener la temperatura ideal en casa, la temperatura correcta en invierno es de entre 19 y 21 grados. Otra opción es utilizar un termostato para ajustar la calefacción según su horario.

-El mantenimiento de la caldera es fundamental para reducir el consumo energético. Garantiza que solo se está utilizando la energía que realmente necesita.

La introducción de estas medidas en su inmueble reducirá sus facturas de electricidad y contribuirá a un mundo más sostenible.

Este artículo ha sido escrito por los especialistas de selectra.com

Entradas recomendadas