CAMBIAR VIEJAS CALDERAS PARA CALEFACCIÓN

¿Es importante la calefacción en invierno?

¿Cuanto le cuesta en €  mantener la calefacción?

¿Se puede reducir el consumo manteniendo el confort?

Sí ….Mucho…..Si, estas son las respuestas a las tres preguntas.

Cambiamos de coche para ahorrar, cambiamos el frigorífico para ahorrar, cambiamos la lavadora y lavaplatos para ahorra, cambiamos las calderas para calefacción para ahorrar.

Unos tienen caldera de calefacción que funciona con biocombustibles, otros gases, gasóleo, radiadores, equipos de aire acondicionado, chimeneas, etc.

Las calderas eléctricas ETE, calderas para calefacción, representan la tecnología más eficiente para ahorrar energía y subir el nivel de confort.

Cambiar una vieja caldera de combustión o eléctrica es una operación sencilla que puede realizar cualquier instalador de calefacción o fontanería, incluso usted si es un manitas.

La calefacción por radiadores de agua es el más confortable y seguro y el más extendido, es el sistema que incorpora una caldera para producir el calor que se distribuirá por todas las habitaciones. Es un sistema que no tiene radiaciones electromagnéticas, no quema el oxigeno del aire ni el polvo.

Las calderas eléctricas ETE para calefacción combinan dos elementos de ahorro y confort, consumen electricidad que es la energía más económica y tienen una tecnología que produce solamente el calor que se pierde por muros y ventanas. Mantiene un equilibrio entre el calor que se pierde y el que se consume. No produce golpes de calor, que es lo habitual en todos los sistemas de calefacción.

A pesar de las continuas campañas de los medios de comunicación en las que tratan de demonizar el consumo de energía eléctrica, la electricidad es una energía económica, ecológica, segura y eficiente.

Pertenece al pasado la producción de electricidad con carbón, fuel o gas, en la actualidad una parte muy importante de la electricidad se produce con parques eólicos, instalaciones termosolares, huertos fotovoltaicos, centrales nucleares y centrales hidráulicas.

Conozco una instalación deportiva que tiene dos calderas para producir el agua de las duchas, un equipo ACS de ETE y una caldera de gas. Observe que tenía funcionando la caldera ETE y le pregunte al propietario porque tenía  el equipo eléctrico funcionando y el gas parado y la respuesta fue, porque me sale más caro el gas que la electricidad.

Son muchas las personas que al instalar una caldera eléctrica ETE en sustitución de una caldera de combustión o eléctrica, en todos los casos se ha producido ahorro en el consumo y ha mejorado el nivel de seguridad y confort.

Un dato que tienen que tener en cuenta es el cálculo de la potencia de la caldera. Con una temperatura mínima exterior de -3ºC  y un ambiente interior de 22ºC la potencia necesaria es de 60W por metro cuadrado, siempre que se instale una caldera eléctrica ETE. Con otros tipos de caldera tanto eléctrica como de combustión el cálculo será de  300W por metro cuadrado. Los técnicos de Europea Térmica Eléctrica le pueden calcular sin compromiso la potencia necesaria para dar calefacción en su local o vivienda.

Poner calderas para calefacción ETE de 6KW en una vivienda de 100m2 produce un ahorro anual en el recibo de la luz de 1728€ en el termino de potencia, frente a la instalación de una caldera de 30KW.

blog ete.es

Entradas recomendadas