CALENTAR AGUA PISCINA EN HOTELES

La piscina es un servicio casi imprescindible que deben dar los hoteleros a sus clientes.

Un día de turismo o trabajo en una ciudad distinta a la propia, produce un desgaste que puede repercutir en el estado anímico de las personas.

La posibilidad de sumergirse en una piscina durante unos minutos y hacer algo de ejercicio relaja y tonifica, la piscina es un servicio que puede condicionar al cliente para regresar a un hotel.

El costo de calentar el agua de la piscina puede reducirse en más de un 50% cuando se utiliza la energía eléctrica consumida de horas valle.

Desde 1977 ete fabrica equipos para calentar el agua de las piscinas, son miles de instalaciones que han incorporado los equipos que funcionan con electricidad horas valle.

La instalación es muy sencilla, la puede realizar cualquier fontanero en unas 8 horas.

En la Web www.ete.es existe una tabla para seleccionar el equipo más idóneo y calcular es consumo en función de la temperatura del agua de la piscina.

Una piscina calentada a 26ºC  de 70m3 tendrá un consumo diario de unos 9 € en la época de invierno.

Si un hotel gasta al mes 270€ podrá dar un servicio de piscina en época invernal, resulta evidente que es un gran servicio y un gasto insignificante.

Este cálculo es para piscinas cubiertas, en el caso de plantear una piscina descubierta se puede dar por válido el mismo valor siempre que la temperatura exterior no baje de 15ºC en las 24 horas.

Una piscina cubierta con una instalación de ventilación con recuperador de calor tendrá un aire limpio, con presencia de oxigeno y la humedad en 80%.  El consumo de energía para mantener el aire caliente es prácticamente despreciable.

La piscina debe considerarse como una instalación de hidroterapia y tendrá como función mejorar la salud y vitalidad de las personas.

Entradas recomendadas