CALEFACCIÓN CONFORT Y ECONOMIA

El confort térmico en invierno en las viviendas es un factor importante en la calidad de vida.

El confort es la suma de temperatura ambiente 22ºC humedad 60% HR, aire tranquilo, presencia de oxigeno (ventilación).

Existen diversos métodos para producir calor en las viviendas:

  • radiadores eléctricos
  • bombas de calor
  • calderas de combustión de gas,  gasóleo y  biomasa
  • calderas eléctricas
  •  calderas eléctricas ete.

ete investiga desde 1977 la caldera que pueda dar el mayor confort con el mínimo consumo eléctrico.

Las calderas eléctricas ete combinan varios elementos que permiten ahorros del 50% respecto a otras calderas eléctricas o de combustión y un sistema de control que evita los golpes de calor.

Es habitual que la potencia de las calderas ETE para viviendas tenga una diferencia respecto a otros sistemas inferior al 70%, por ejemplo un equipo ete de alta eficiencia para una vivienda de 120m2, con temperaturas mínimas exteriores de -3ºC tiene una potencia de 4,5kW y otros sistemas tienen una potencia para la misma superficie de 30kw.

Las calderas eléctricas de 30kW. tendrán un gasto superior a las de 4,5kW  en el recibo de la electricidad por termino de potencia de 540€ anual.

Los radiadores eléctricos tienen problemas de contaminación electromagnética que reduce de forma notable el confort de las viviendas y produce un mayor consumo de energía.

Los golpes de calor crean corrientes de aire que reducen el confort y las calderas ete aportan al ambiente exclusivamente el calor que se pierde por las paredes, suelo, techo y ventanas.

Es importante cambiar los sistemas de producción de calor antiguos para aumentar el confort y reducir la factura de calefacción.

Entradas recomendadas