Los generadores de agua caliente que tenemos a tu disposición en Thermic Electric Solutions SL son muy variados y, aunque todos vienen a cumplir una función común como es la producción de calor, puedes encontrarte, por ejemplo, con calderas eléctricas que funcionan con aceite térmico o con calderas de vapor. No importa cuáles sean tus necesidades, nos adaptamos 100% a ellas y, además, te ofrecemos un trabajo ejecutado de manera totalmente excelente, con la instalación de unos equipos energéticamente eficientes, de alto rendimiento y utilizando una tecnología muy innovadora en el sector que destaca, principalmente, por ser respetuosa con el planeta. También te garantizamos un ahorro en los costos de instalación y de mantenimiento, prácticamente se te quedan a cero, y un consumo de energía responsable.

Estas instalaciones de calderas de vapor y calderas eléctricas las solemos realizar en varios sectores, así que, generalmente, nos movemos en tres líneas de producción como son las calderas eléctricas industriales, equipamientos para spas y balnearios y equipamientos para panaderías. De todas formas, si tu negocio pertenece a otro sector diferente a los anteriormente mencionados, no dudes en visitar nuestra página web para escribirnos y contarnos tu caso, sin ningún tipo de compromiso, a través de nuestro formulario de contacto, lo valoraremos encantados. Para que nos conozcas un poco más, nuestra empresa fue fundada el 1977 y, durante estos años de duro trabajo, hemos adquirido la experiencia suficiente para ofrecerte unos servicios de alta calidad y con una garantía de 10 años en calderas de agua, sobrecalentada y fluido térmico.

¿Por qué instalar una caldera de vapor?

Las calderas de vapor que desarrollamos en Thermic Electric Solutions SL, capaces de producir vapor hasta 210ºC, funcionan con la tecnología de producción de calor más utilizada por los técnicos del siglo XXI. Estos generadores de agua caliente que funcionan por vapor te ayudarán a reducir costes energéticos, eliminan gases contaminantes y evitan riesgos de incendios o explosiones, problemas que eran muy comunes en los sistemas de combustión antiguos y que ahora con la nueva tecnología del siglo XXI conseguimos que desaparezcan. Por lo general, estas calderas eléctricas te permiten ahorrar hasta el 50% en comparación con las viejas instalaciones de combustión, además, gracias a la tecnología y a los materiales de producción que empleamos, estos aparatos disponen de una esperanza de vida bastante larga y sin averías.

Estas calderas de vapor tienen muchísimas ventajas, por destacar algunas, diremos que generan vapor se para una mayor eficiencia, alcanzan temperaturas máximas de 210ºC y están diseñadas para un máximo rendimiento con una precisión de +/- 0,5ºC. Además, cuentan con una caja de conexiones estanca IP54 y con aislamiento de polvo de magnesio Incoloy 825. Traen incorporado un cuadro eléctrico de alto rendimiento, completamente cableado y con ventilación forzada. También podrás regularles la presión gracias a su presostato electrónico con lectura de datos. Por último, añadir que estas calderas de vapor tienen alimentación de agua con electrobomba carga de agua, electroválvula, válvulas antirretorno y válvula manual y cuentan con varios certificados como el CE recipientes a presión, el CE baja tensión o el RITE (España), entre otros.